¿Cuándo empiezan los bebés a tener una rutina?, ¿cómo debe ser la rutina del bebé?

La llegada de un bebé es un momento emocionante y lleno de desafíos para los padres. Uno de los mayores retos es establecer una rutina diaria para el bebé, que le dé seguridad y confianza y a la que respondan favorablemente. Desde el primer día, es importante establecer unas rutinas que se adapten a las necesidades de cada bebé y que sean fáciles de cumplir. 

Y es que las actividades o pasos que se realizan dentro de la rutina no tienen que ser algo extremadamente rigurosos o difíciles de seguir. Las actividades que el bebé realizará diariamente, como el baño o aseo, vestirle, cambio del pañal, alimentación y dormir, son las mismas que repetiremos cada día. La rutina permite que el bebé se sienta seguro en lo que va a suceder y lo que se espera de él.

Además, una rutina ayuda a los padres a planificar su día, a saber cuándo pueden esperar que el bebé duerma o coma, y les da la libertad de programar actividades fuera de casa.

Baño

Para establecer una rutina diaria es esencial crear un ambiente tranquilo. La hora del baño es un momento perfecto para que el bebé se relaje. Hablarle, cantarle o susurrar alguna frase cariñosa después del baño o de la toma antes de dormir le ayudará a conciliar el sueño con más facilidad.

Alimentación

Otra actividad ideal para establecer una rutina es el momento de la alimentación. Es importante buscar un lugar libre de distracciones, con una temperatura adecuada y donde tanto el niño como su cuidador estén cómodos, sin que este totalmente a oscuras, dejando una luz tenue de una lampara o desde una ventana si aún es de día.

Hora de dormir

La hora de dormir es otra oportunidad para establecer rutinas. Es importante que el bebé tenga un horario fijo para despertar y para acostarse. Este sería el primer paso para ir organizando el resto de sus horarios que iremos estableciendo en función de cómo responde nuestro bebé y cómo protegemos sus necesidades. Antes de dormir, se debe procurar que esté limpio y tenga el pañal cambiado. Si le damos un baño justo antes, lo ayudará a relajarse, pero podemos también darle un pequeño masaje con el cambio de pañal, cantarle una canción o decirle una frase.

Con el tiempo, la rutina ayudará al bebé a ser más receptivo a lo que está sucediendo a su alrededor, lo que le permitirá disfrutar más del tiempo con su familia. Recuerda, ¡establecer una rutina desde el primer día es la clave para una vida sana y segura para tu bebé!

#dormirsaludablemente 🙂

Conoce mas sobre mi trabajo a través de:

Web: www.duermesonriendo.com  | Instagram: @duermesonriendo
Mail: gabriela@duermesonriendo.com  | Teléfono: +(34)600460526

Gabriela García

Hola soy Gabriela, Asesora y Coach certificada del sueño infantil. Apoyo y guío a las familias a entender el sueño de sus hijos para que descubran la importancia que tiene en su salud y bienestar y puedan conseguir hábitos de sueño saludables para toda la familia.
Conoce más sobre mi trabajo a través de:

Pin It on Pinterest