¿Cómo retirar el chupete a los niños a la hora de dormir?

Dormir sin chupete

Los niños pueden llegar a desarrollar un vínculo muy especial con sus chupetes,  puesto que la succión produce mas que un efecto de relajación, les ayuda cuando sienten alguna molestia, dolor o reciben una vacuna, y en muchos casos a conciliar el sueño.  

 

¿Es bueno o malo el chupete para dormir?

La Asociación Española de Pediatría recomienda que en recién nacidos amamantados se evite su uso en los primeros días de vida. A partir del primer mes, cuando la lactancia ya esté establecida no es perjudicial que lo utilicen para conciliar el sueño: calma su llanto y pueden llegar a conciliar el sueño mas fácilmente. 

Incluso, es un artículo útil para evitar la muerte súbita del lactante (SMSL). Sin embargo, siempre llega el momento de los cambios y el chupete no puede estar presente en sus vidas indefinidamente.

Tengamos en cuenta que hay bebés que dejan de dormir con chupete a los cinco meses o al medio año de vida y otros que no prescinden de él hasta que cumplen tres o cuatro años.

Como sucede en todos los procesos de aprendizaje, cuanto más demoremos el cambio de hábito, más va a costar desembarazarse de él. Por ello, es ideal quitárselo antes de que cumplan el año, dado que aún no han formado un vínculo cognitivo relevante. Si pasan año y medio con él, se van a acostumbrar y resultará más complejo abandonarlo.

 

¿Cómo proceder para retirar el chupete?

No solo se trata del aprendizaje asociado al crecimiento, también de evitar ir siempre cargados de chupetes o volver a ponérselos por la noche cuando se les cae.

  • Una estrategia muy eficaz consiste en retirar su uso por el día y solo ofrecerlo en el momento que le lleves a dormir. Una vez llegado a este punto, lo retiras por la noche, y ya no se lo ofrecerías cada vez que lo pida. Si aun no tiene el año cumplido y prefieres ofrecérselo al tumbarle se lo colocarías solamente esa primera vez, sin volver a ofrecerlo. Entre los 12 meses y 18 meses puedes retirarlo rápidamente eliminando los chupetes de casa para no tener la tentación de utilizarlos o evitar que el bebe lo vea y lo pida.  Cuando lo hagas, le permitirás dormir su ultima siesta con el chupete y por la noche lo llevaras a dormir sin él.  
  • Los días que tardan en adaptarse a este nuevo cambio y aprendizaje es de unos 2 a 7 días.
  • Los beneficios son muchos ya que las noches y siestas no estarán interrumpidas por la búsqueda del chupete.
  • Por último, evita hacer esta transición de dormir sin chupete, con la llegada de un bebe, retirada del pañal, comienzo de guardería o cole, cambio de cuna a cama, entre otros.

En definitiva, aunque les aporten muchos beneficios forma puntual, dormir sin chupete forma parte de su aprendizaje y debemos abordar este cambio con naturalidad.

La naturalidad a la hora de abordar los cambios, la paciencia, cariño y constancia son elementos clave para poder realizar cualquier aprendizaje beneficioso para nuestro hijo.

#dormirsaludablemente 🙂

Conoce mas sobre mi trabajo a través de:

Web: www.duermesonriendo.com  | Instagram: @duermesonriendo
Mail: gabriela@duermesonriendo.com  | Teléfono: +(34)600460526

Pin It on Pinterest

Share This