Uso de la melatonina en niños para dormir, ¿es aconsejable?

En los últimos tiempos se ha comercializado como complemento nutricional la melatonina para regular el sueño en niños. Pero, ¿qué es la melatonina?, ¿es natural?, ¿es aconsejable para nuestros hijos?

La melatonina es una hormona que nuestro organismo produce de forma natural durante la fase oscura del día. Se distribuye por el cuerpo y de esta manera transmite a los órganos información sobre el ciclo diario de luz-oscuridad. Por tanto, tiene un papel fundamental en la regulación de los ciclos circadianos relacionados con el sueño. Esta hormona es la que ayuda a pasar a un estado de somnolencia y de relajación muscular cuando nos vamos a dormir.

 

Beneficios y desventajas de utilizar melatonina

El ritmo natural circadiano se ve afectado por la luz en el día y la oscuridad por la noche, y son estos cambios los que nos van a determinar cuándo debemos estar despiertos y cuando debemos dormir. ¿Y cómo ayudar a nuestro bebé o niño a dormir las horas que necesita beneficiándose de su hormona natural que le inducirá al sueño? La oscuridad o luz cálida muy tenue antes de dormir es clave. En el verano sugiero cerrar cortinas o bajar persianas especialmente por la tarde-noche que es cuando el cuerpo se prepara para dormir. Por otro lado, es importante apagar toda pantalla electrónica al menos una hora antes, porque este tipo de luz evita la producción de esta hormona y lo que puede pasar es que llegue muy cansado a la hora de dormir, sin verse señales de sueño.  

Aunque el uso de la melatonina como suplemento para dormir no se considera un medicamento, hay que saber que es una sustancia sintética y hasta el momento, no se tiene evidencia científica de sus efectos secundarios, a largo plazo. Por esta razón es muy importante estudiar a fondo la causa por la cual el bebe o niño no está durmiendo, antes de recurrir a este tipo de ayuda.  Es muy conveniente antes de administrarle melatonina a vuestro hijo consultar con el pediatra, puesto que puede interactuar con otros medicamentos. Además, es quien mejor sabrá indicar la dosis y duración del tratamiento.

De acuerdo con la Asociación Española de Pediatría, se desaconseja el uso generalizado de la melatonina «en el tratamiento del insomnio en niños sanos sin una supervisión médica».

De hecho, en niños menores de 6 meses está muy desaconsejado utilizar esta sustancia, ya que los bebés consolidan sus ritmos circadianos entre los 4 y 6 meses de vida. Es por esta época cuando los bebés que sufren de cólicos, logran una mejoría ya que la hormona de la melatonina también tiene la capacidad de relajar los músculos que rodean el intestino. 

 

Una buena rutina del sueño, la mejor medicina

Antes de optar por un tratamiento o solución temporal, es importante crear hábitos de sueño saludables y un ambiente que induzca al sueño. Estos son dos aspectos clave que no debemos descuidar, porque muchas veces la causa principal de los problemas de sueño radica en pequeños ajustes de horarios, rutinas y el ambiente donde duerme el bebé o niño. Al realizar estos cambios se pueden llegar a obtener grandes resultados, no solamente en las horas de sueño diurno y nocturno, si no en un descanso saludable para toda la familia. 

En Duerme Sonriendo el objetivo es potenciar la capacidad del niño de manera que su descanso sea reparador y restaurador con el apoyo y confianza de los padres para que duerma de manera natural y saludable.  

Esperamos que estos consejos os ayuden a conciliar el sueño 😉
Para dudas sabeis que podéis contactarme  

Pin It on Pinterest

Share This